Cómo evalúa Google los tipos de redirecciones en tu página web

¿Qué es una redirección?

En la práctica, una redirección ocurre cuando una URL dirige a los usuarios hacia otra dirección, generalmente debido a un cambio en la ubicación de la página o del sitio. En el contexto de Google Search Console, una página con redirección se refiere a aquella que ha sido redirigida a otra URL.

¿Por qué es importante una redirección en SEO?

Porque nos permite redirigir el tráfico de una página a otra, lo cual tiene beneficios significativos en términos de optimización y experiencia de usuario.

Otras de las razones por las que las redirecciones son importantes son:

  • Cambio de dominio por efectuarse renovación del nombre de la marca que está implícita en el mismo: Al redirigir una página con redirección, podemos asegurarnos de que el tráfico y la autoridad de la página anterior se transfieren correctamente al nuevo dominio.
  • Unificar las URL duplicadas: Las redirecciones nos permiten consolidar múltiples versiones de una página en una única URL canónica. Esto ayuda a evitar contenido duplicado y mejora la indexación y clasificación en los motores de búsqueda.
  • Redirigir el tráfico de una URL que por error la eliminamos o ya no existe: Si eliminamos una página o si una URL ya no está disponible, las redirecciones nos permiten redirigir el tráfico a una página relevante y evitar errores 404, manteniendo así una experiencia de usuario positiva.

¿Cuándo utilizar redirecciones?

Puedes utilizar una redirección cuando: 

  • Fusionas sitios web: Cuando deseas combinar varios sitios web en uno solo, las redirecciones te permiten dirigir el tráfico de las antiguas páginas hacia la nueva ubicación.
  • Consolidar versiones de URL: Si tu sitio web es accesible a través de múltiples variantes de URL, como con o sin www, o con protocolo HTTP o HTTPS, es importante seleccionar una versión canónica. Las redirecciones ayudan a redirigir las diferentes variantes hacia la versión preferida, enviando contenido duplicado.
  • Cambios de URL: Cuando has modificado la URL de la página, las redirecciones te permiten redirigir el tráfico que llegaba a la antigua URL hacia la nueva dirección, evitando errores 404 y manteniendo la continuidad del tráfico.
  • Eliminación de páginas: Si eliminas una página de tu sitio y esta aparece con “status 404” (no encontrada), es recomendable utilizar redirecciones para dirigir el tráfico hacia una página relevante en su lugar.

      Es importante tener en cuenta que, si una página es eliminada sin realizar una redirección adecuada, no solo se perderá su presencia en los resultados de búsqueda, sino también el posicionamiento que haya adquirido.

      El No hacer la debida redirección perjudica la experiencia del usuario, ya que se encontrará con páginas no encontradas, lo que puede aumentar la tasa de rebote.

      Ahora que ya sabemos qué es una redirección y su importancia en el SEO, a continuación exploraremos los diferentes tipos de redirecciones que se reflejan en el índice de los resultados de búsqueda.

      Aunque estas acciones son imperceptibles por los usuarios reales, pueden afectar la forma en que se presentan las URLs en la SERP y en los informes de rendimiento del Google Search Console.

      Tipos de redirecciones

      Para Google, una redirección es un indicador que le proporciona señales de qué página se prefiere mostrar en los resultados de búsqueda, y cuál se considera canónica. 

      Existen dos opciones dependiendo del propósito de la redirección:

      • Redirección temporal: Se utiliza cuando se necesita redirigir temporalmente el tráfico hacia otra página durante un corto período de tiempo. Es útil para situaciones como pruebas o proyectos temporales.
      • Redirección permanente: Se emplea cuando se realiza un cambio definitivo en la URL o ubicación de una página. Indica a los motores de búsqueda que la redirección es permanente y que la nueva página es la versión preferida.

      Ten en cuenta el tipo de proyecto o prueba que estés realizando para determinar qué tipo de redirección se ajusta mejor a tus necesidades. En este post, nos centraremos principalmente en cómo Google reconoce estos cambios desde el lado del servidor.

      Los tipos de redirecciones y cómo Google las interpreta en el índice de los resultados de búsqueda, se detallan a continuación:

      Tipo de Redirección Redirecciones del lado del servidor
      Temporal 302, 303, 307.
      Permanente 301 y 308.

      ¿Cómo el robot de Google interpreta si la redirección es temporal  o permanente, y cómo la muestra en el índice de los resultados de búsqueda?

      Redirección Temporal

      En una redirección temporal, el bot de Google (Googlebot) o la araña de rastreo de Google sigue la redirección de forma temporal. Esto significa que puede seguir considerando la URL de origen como canónica a pesar  de estar redirigida a otra URL:

      Es posible que en los resultados de búsqueda se siga mostrando la URL original en vez de la redirigida; incluso, al verificar el rendimiento en el Google Search Console, es posible observar la distribución del tráfico entre estas dos URL en ambas páginas. 

      Te compartimos un ejemplo de una página que tiene una redirección 302 de un prefijo https sin www a una URL con prefijo https con www: 

      Página original sin www:
      Redirecciones Sin Www

      Página donde lleva la redirección temporal con www:

      Redirecciones Con Www

      Como se puede observar, en la URL original hay una pérdida de datos, pero estos datos se reflejan en la URL temporalmente redirigida.

      Sin embargo, los resultados de búsqueda muestran la URL original canónica sin www en vez de la URL que se ha redirigido temporalmente:

      Serp Origen

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

      Al realizar una consulta sobre la marca, aparece la URL original canónica. No obstante, al hacer la búsqueda con el comando  “site:tusitioweb.com” es posible ver todas las URLs de la página que se redirigen temporalmente a “www”:

      Redireccion Temporal

      Redirección Permanente

      Si tu objetivo es cambiar la URL de una página en los resultados de búsqueda de forma permanente, deberás realizar una redirección 301. De esta manera, te aseguras de que tanto los usuarios como el bot de Google lleguen a la página indicada.

      Considera que la redirección 301 es de carácter permanente, por lo que debes asegurarte que no deseas revertir esta acción a futuro.

      Cuando realices una redirección desde una página antigua a una nueva, Google considerará una de ellas como la URL canónica, dependiendo del tipo de redirección que utilices (temporal o permanente.) Esto puede afectar la forma en que se muestra la URL en los resultados de búsqueda de Google, así como los datos que se muestran en el Google Search Console.

      Es muy importante tener esto en cuenta para evitar sorpresas sobre qué URL se mostrará en los resultados de búsqueda.

       

      ¿Te interesa este tema?

      Somos expertos en SEO y podemos ayudarte a posicionar tu marca en la web. Consultar con un experto

      Etiquetas: ,

      ¿Quieres obtener más ventas online y hacer crecer tu marca en internet?

      Las marcas que confían en nosotros generan mayores resultados a corto, mediano y largo plazo, incrementan su retorno de la inversión, crecen en el mercado y superan a su competencia.

      Confía en nosotros para alcanzar el éxito que quieres
      Escríbenos para asesorarte

      Si te encantó nuestro artículo, seguramente te interesarán estos:

      Menú